Cree en grande.
CONMEBOL

Mundial de Clubes: River se cita con Sanfrecce Hiroshima con final del Mundial en el horizonte

Mundial de Clubes: River se cita con Sanfrecce Hiroshima con final del Mundial en el horizonte

Arropado por unos 15.000 fieles, River Plate juega el miércoles (10h30 GMT) en Osaka la semifinal del Mundial de Clubes ante el Sanfrecce Hiroshima, revelación del torneo, con el partido por el título del domingo en el horizonte, cuando podría enfrentarse al Barcelona por un trofeo que le falta.

Aislada a un hotel a unos 20 kilómetros del centro de Osaka, la expedición de Los Millonarios espera con "ansiedad", como reconoce el capitán Marcelo Barovero, el momento de saltar al césped, después de una semana en Japón.

"Es un equipo ordenado, con una idea de juego que no la abandona nunca, muy clara. Y juega como local", explicó sobre el Hiroshima, Barovero, que siguió al equipo japonés el domingo en el estadio Nagai ante el Mazembe.

- ¿Piscu o Lucho? -

El técnico Marcelo Gallardo, tiene claro su equipo salvo en una posición del centro del campo: Lucho González y Leonardo Pisculichi pelean por la plaza.

Con el resto de puestos definidos, la posibilidad de que juegue uno u otro ha sido el debate principal en la prensa argentina en los últimos días: Los que apuestan por 'Piscu' recuerdan su importancia a balón parado y los que lo hacen por Lucho presentan sus actuaciones ante Huracán como aval para una oportunidad como titular.

River saltará al campo con el apoyo de 15.000 aficionados, "el récord del Mundial  de Clubes", como recordó este lunes su presidente Rodolfo D´Onofrio.

Será la primera parada de un camino que finaliza el domingo, cuando Los Millonarios esperan citarse con el Barcelona en la final.

"Es el sueño lógico de cada uno de nosotros, llegar a la final que siempre de niños habíamos imaginado", dijo el capitán Barovero, uno de los que ha vivido el interminable despegue de un equipo que en 2011 cayó a la Primera B.

-- Equipos probables:

River Plate: Barovero - Mercado, Maidana, Balanta, Vangioni - Carlos Sánchez, Kranevitter, Leo Ponzio, Lucho González (o Pisculichi) - Rodrigo Mora, Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.

Sanfrecce Hiroshima: Hayashi - Chiba, Sasaki, Shiotani - Aoyama, Morisaki, Mikic, Kashima, Chajima - Douglas, Sato. DT: Hajime Moriyasu.

Árbitro: Jonas Ericsson (SWE).

Estadísticas:

 

El Mundial de Clubes en la histroria

Con el comienzo del nuevo siglo, allá por enero del año 2000, tuvo su puntapié inicial la idea de llevar adelante un Mundial de Clubes con los mejores representantes de cada continente. Fue un formato único (por zonas) que no tuvo continuidad en el tiempo. Lo mismo que el certamen, que sufrió un paréntesis de cuatro años, reanudándose en 2005 hasta la actualidad.

En la edición original, disputada en Brasil, los dos cuadros de ese país que habían tomado parte de la competición, llegaron a la final. Corinthians se consagró al superar por penales a Vasco da Gama 4-3, tras haber igualado en cero en un encuentro disputado en el estadio Maracaná. La competencia volvió al ruedo en diciembre de 2005 en Japón y el campeón fue Sao Paulo ante Liverpool.

La costumbre de vencedores brasileños se extendió en 2006 con Internacional de Porto Alegre, superando al Barcelona. Una temporada más tarde llegaba el momento para que los europeos festejaran con el Milan que superó a Boca Juniors por 4-2. La de 2008 fue la última con Japón como sede en esa primera etapa, que marcó la presencia de Liga de Quito en la final que perdió ajustadamente con el Manchester United por 1-0 con gol de Rooney.

El último de la década fue el primero en Emiratos Árabes, escenario de una inolvidable definición, donde Barcelona se impuso a Estudiantes de La Plata en tiempo suplementario con tanto de Messi por 2-1. En 2010 se mantuvo la sede y se dio la mayúscula sorpresa de la eliminación de Internacional en semifinal con el Mazembe, quien luego cedió en el cotejo decisivo frente al Internazionale de Milán. El certamen regresó a Japón en 2011, y allí  Barcelona derrotó a Santos (4-0).

La alegría retornó para los representantes de Conmbeol en la edición de 2012, cuando Corinthians doblegó por 1-0 a Chelsea en la final, que nuevamente se disputó en Japón. La décima edición (2013) tuvo como sede a Marruecos y como campeón al Bayern Munich frente a Raja Casablanca, que en la semifinal había dejado en el camino a Atlético Mineiro. La más reciente edición tuvo la misma plaza de disputa y al Real Madrid como vencedor en el cotejo definitorio ante San Lorenzo.

Ahora el Mundial de Clubes regresa nuevamente a Japón y todo nuestro continente estará detrás de la ilusión del campeón de la Copa Libertadores: River Plate.

 

por Pablo MELIAN/AFP

Estadísticas: Eduardo Bolaños/conmebol.com

Diseño: DD/conmebol.com