Cree en grande.
CONMEBOL

Alberto de Gásperi, creador del diseño que perdura en el tiempo

Alberto de Gásperi, creador del diseño que perdura en el tiempo

El trofeo más emblemático a nivel de clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol es la Copa Libertadores de América.

En el año 1959, Fermín Sorhueta, presidente de la CONMEBOL, encomendó al peruano Teófilo Salinas, miembro del Comité Ejecutivo en representación del Perú, la búsqueda de una Copa, en vistas al torneo de clubes del continente a disputarse desde el año 1960.

En la capital peruana la Platería Camusso, ubicada en la avenida Colonial, fue la elegida, una de las joyerías más antiguas del Perú, fundada en 1933.

Allí trabajaba un ingeniero, inmigrante italiano, que se radicó en Lima en los 40: Don Alberto de Gásperi, quien junto con un grupo de 12 artesanos de la joyería Camusso dio vida al trofeo de la Libertadores de América.

La pieza original fue hecha en pedazos de plata y fue trazada imitando una silueta redonda, la de una pelota, que está unida por una cinta donde se lee Copa Libertadores.

En la cúspide se observa la figura de un futbolista pateando la pelota.

La Copa Libertadores tiene 10 kilos 25 gramos con un pedestal, una altura de 99 centímetros, distribuida en 63 centímetros de plata 925, la más pura, y 35 centímetros de madera de cedro.

En ella se destacan los 24 nombres consagrados hasta ahora. Y que en esta edición, la del 2014, inscribirá a su vigésimo quinto inédito ganador.

 

 

CONMEBOL.com