Cree en grande.
CONMEBOL

San Pablo no pudo evitar la vigencia del Kashima en la Suruga: 3-2

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
San Pablo no pudo evitar la vigencia del Kashima en la Suruga: 3-2

El equipo japonés, campeón de la Copa J-League-2012, se llevó el triunfo con un triplete del centrodelantero Yuya Osako (25, 39, 90+1), después de una remontada de los brasileños, que habían emparejado el pleito en el segundo tiempo con dianas del volante Ganso (58) y del atacante Aloisio (75).

Osako, de 23 años, fue la gran estrella del partido, que pudo haber liquidado antes cuando su equipo ganaba 2-1 y le cometieron un penal (falta de Silvinho en el 61) que él mismo falló por duplicado, pues su primer intento que detuvo el portero paulista Rogerio Ceni se repitió por adelantamiento y el segundo lo lanzó por encima del larguero, previamente a que Aloisio estableciera el 2-2.

Sobre el final, cuando parecía que el duelo iba a los penales tras un 2-2 que repetía la historia de las últimas tres ediciones de esta Copa internacional, Osako desvió un remate en el corazón del área para hundir más al Sao Paulo.

Ahora, el equipo de Paulo Autuori, antepenúltimo en el Campeonato Brasileño-2013 con riesgo de descender, tendrá que levantar cabeza el próximo domingo contra Portuguesa, para salir del fondo de la tabla, sin el aliciente que hubiera sido regalarle otro título internacional a sus exigentes hinchas.

El conjunto paulista tuvo la primera llegada incisiva del partido con un remate elevado del punta Ademilson (17), cuando enfrentó cara a cara al meta Sogahata tras una asistencia de Ganso, pero el local respondió enseguida con un acercamiento de Osako (22), que erró ante Rogerio Ceni.

Sin embargo, tres minutos después tuvo la revancha al vencer a Ceni y tocar solo a la red, luego de un centro del movedizo Ogasawara (25).

Sao Paulo intentó manejar el partido con la pelota en los pies de Ganso, pero los fantasmas aparecieron cuando el verdugo Osako, quien anticipó a Lucas Silva y Edson Silva un centro desde la izquierda de su compañero brasileño Juninho, tocó para el 2-0 (39).

Ganso y Maicon, reemplazado en el descanso por Lucas Evangelista, sintieron el golpe y se desinflaron, pero las indicaciones de Autuori en el entretiempo revitalizaron al Sao Paulo, que avisó que seguía vivo en el partido con una bonita jugada de Aloisio (47), para luego descontar con un disparo hacia el palo derecho de Ganso entrando al área (58).

El fallo del penal de Osako impulsó aún más al Sao Paulo, que llegó a la igualdad, tras un pase de Ganso en el área que definió con un disparo Aloisio (75).

Pero cuando los sudamericanos presionaban en busca del triunfo, entonados por la remontada, Osako volvió a vestirse de ogro y derrumbar a Rogerio Ceni, que esta noche seguramente soñará con el punta nipón.

El Kashima Antlers había ganado la quinta edición de este torneo el año pasado por penales (7-6 tras 2-2) frente a la Universidad de Chile, conservando por cuarta vez seguida el trofeo en su tierra.

La última vez que lo ganó un sudamericano fue en 2009, gracias al triunfo del Inter de Porto Alegre.

Sao Paulo, tres veces ganador de la Copa Libertadores, dos de la Intercontinental y una del Mundial de clubes, no pudo agregar más brillo a su palmarés, obteniendo un trofeo que faltaba en sus vitrinas, tras haber conquistado todos las coronas posibles a nivel de clubes.