Cree en grande.
CONMEBOL

El "banco de castigo" no fue necesario por la buena conducta de atletas

El "banco de castigo" no fue necesario por la buena conducta de atletas

Cinco cambios por equipo, duración de 40 minutos en cada tiempo y la expulsión temporal (banco de castigo durante 8’), entres otros, son algunas de las nuevas reglas que entraron en vigencia a partir de este domingo, cuando se puso en marcha el balón en el campeonato juvenil CONMEBOL Sudamericano Sub 15.

“Implementamos estas nuevas reglas, a modo de ‘castigo- educación’, para que el joven atleta se adiestre de forma correcta y se fomente el Fair Play desde temprana edad”, explicaba el presidente de la Comisión Arbitral de la CONMEBOL, Wilson Seneme, durante la presentación del campeonato.

Durante la primera jornada, ningún atleta pasó por el banco de castigo, gracias al juego limpio empleado y la compresión de la regla de la expulsión temporal (8’ minutos), que será aplicada en las tarjetas amarillas (no en todas), a consecuencias de obstrucción del juego rápido, simulación de faltas y protestar con lenguaje ofensivo al colegiado.

Las amonestaciones temporales no serán acumuladas para el próximo cotejo, a diferencia de las tarjetas aplicadas a otras infracciones.

Los tres partidos tuvieron una duración reglamentaria de 80’, divididos en dos tiempos de 40 minutos cada uno, con un intervalo de 15 minutos y fueron permitidos 5 cambios por equipo, en todos los juegos.

Juan Sebastián Sforza, jugador de la selección argentina, fue el único futbolista en ver la tarjeta roja, durante la primera jornada del Grupo A, y será penado con un partido de suspensión como mínimo.

Las reglas de juego fueron tomadas en consideración a las recomendaciones de la International Football Association Board (IFAB), publicadas por la FIFA. En cada partido se otorgó tres puntos al equipo ganador, un punto a cada equipo por empate y ningún punto al perdedor.

 

 

 

 

CONMEBOL.com