Cree en grande.
CONMEBOL

Fabián Coito divisa la cumbre

Fabián Coito divisa la cumbre

Diez años después de iniciar su trabajo en las categorías inferiores de la Asociación Uruguaya de Fútbol, y con varios logros en su palmarés, el técnico Fabián Coito está a dos partidos de llevar a la selección Sub-20 de su país hasta el cetro mundial en Corea del Sur.

Venezuela y, bien Italia o bien Inglaterra, separan a Coito de coronarse como el primer entrenador que conquista un Mundial Sub-20 con el combinado 'charrúa', después de que hace unos meses la 'Celestita' del técnico de Montevideo se adjudicase en Ecuador el primer Sudamericano de la categoría en los últimos 36 años.

"Aquello fue algo inolvidable, para toda la vida, cuando ganas ese tipo de torneos. Desde el punto de vista futbolístico el equipo mostró un nivel superinteresante", recordaba el DT uruguayo en una entrevista concedida a Asociación Uruguaya de Fútbol días antes del inicio del Mundial de Corea del Sur.

"Viví una experiencia impresionante como entrenador, como ser humano. Conjugamos y combinamos los tres objetivos; jugar, comportarnos, y obtener los resultados", indicó Coito, poniendo de manifiesto los ejes de su trabajo con los juveniles del país sudamericano.

Su palmarés, sus maneras tranquilas y discretas, gozar de la confianza de Oscar Tabárez, y el hecho de que por sus manos han pasado todas las últimas generaciones del fútbol uruguayo, hacen de Coito uno de los favoritos para tomar algún día las riendas de la 'Celeste'.

La historia de Coito en las divisiones inferiores de su país se ha sustentado en un proceso continuo de quemar etapas y cerrar cada una de ellas con un logro superior al anterior.

Después de un breve paso como entrenador del Central Español, Coito comenzó a formar a los futuros integrantes de la 'Celeste'. En 2007 llevó a la Sub-15 a las puertas del título Sudamericano de la categoría, donde sólo un gol más de Brasil privó al combinado 'charrúa' de la corona en la fase decisiva.

Ya con la Sub-17 fue subcampeón del Sudamericano de Ecuador-2011 cayendo en la final ante Brasil, pero meses después se tomaría la revancha eliminando a la 'Canarinha' en semifinales del Mundial de la categoría. Aunque en la final hincó la rodilla ante la anfitriona México.

Ahora vuelve a estar en la carrera por lograr el cetro mundialista, que se le escapó a su predecesor Juan Verzeri en la final perdida en penales ante Francia.

"Siento una gran responsabilidad, hay que marcar una evolución e ir demostrando crecimiento como entrenador. Si bien es una alegría y un gran motivo de autoestima, de que voy creciendo como entrenador", sentenció Coito en su entrevista conmemorativa de una década de servicios al fútbol uruguayo.

 

 

 

AFP