Cree en grande.
CONMEBOL

Oscar Rojas y su pasión por el fútbol y los autobuses

Oscar Rojas y su pasión por el fútbol y los autobuses

El árbitro uruguayo Oscar Rojas lleva la insignia FIFA desde el 2016 y actualmente es uno de los convocados por la Comisión de Arbitraje de la CONMEBOL para el Hexagonal Final del Sudamericano Sub-17 que se disputa en Chile.

Como todo amante del fútbol se inició como jugador en su barrio Jardines del Hipódromo y luego pasó por el club Atlético Progreso de Montevideo pero las lesiones le impidieron destacarse como un buen delantero. “Soy un apasionado del fútbol desde niño, jugué desde la infancia hasta que ingresé al arbitraje. Tuve varias lesiones y eso me llevó a no poder jugar más”, comenta en el inicio de la charla.

¿Cómo llegó al arbitraje? Cuenta que un amigo árbitro lo invitó a hacer un curso en el año 1998, “enseguida supe que era la manera de ser partícipe activo de lo que tanto me gusta”, dijo.

Pero además del fútbol tiene otra pasión, y que lo maneja muy bien... Conducir autobuses por la ciudad de Montevideo, trabajo que lo hace madrugar a diario. “Lo hago desde hace 15 años. Mi padre fue fundador de una empresa de transporte urbano y desde la infancia voy acompañándolo. De ahí viene mi gusto por transitar las calles de Montevideo”, comenta.

En su papel de chofer.

¿Y cómo se ordena con ambas profesiones? “Es un poco complicado combinar las dos funciones por los horarios de trabajo, pero con un poco de sacrificio y otro de contemplación por parte de la empresa en la cual trabajo, se puede y a lo largo da sus frutos”, comenta de manera positiva.

Oscar Rojas ha transportado como pasajeros a muchos jugadores e inclusive hinchas de fútbol pero eso no le ha traído complicaciones: “Se convive permanentemente con hinchas, dirigentes y futbolistas, es como que cuando termina el partido queda todo ahí, y cuando me ven en el ‘bus’ ya no soy el árbitro, soy el conductor que los va a llevar a su destino”.

El autobus que conduce el árbitro Oscar Rojas a diario.

Debut internacional

Su primer partido internacional fue en enero del 2016 en la Copa Libertadores Sub-20 que tuvo como sede a Paraguay y desde ese momento con mucho sacrificio y dedicación fue observado por la Comisión de Arbitraje de la Confederación, encabezada por Wilson Seneme. Su trabajo lo llevó a arbitrar partidos por la CONMEBOL LIBERTADORES BRIDGESTONE, CONMEBOL SUDAMERICANA e incluso Eliminatorias CONMEBOL. “Cada partido es un premio por lo hecho anteriormente, pero a la vez una prueba para lo que vendrá. Lo tomo con mucha responsabilidad”, subraya.

Este lunes 13 de marzo dirigió el partido entre Chile y Paraguay con victoria albirroja de 2-0 ante 11.848 espectadores en el estadio El Teniente de Rancagua. Al respecto añadió que está muy feliz “por poder participar de un torneo tan importante y de ser tenido en cuenta para instancias tan importantes como es la clasificación a un Mundial”, finalizó.

 

 

 

CB/CONMEBOL.com

Foto: Gentileza refery.uy / AFP