Cree en grande.
CONMEBOL

Ronaldinho, la sonrisa del fútbol que nunca se borrará

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
Ronaldinho, la sonrisa del fútbol que nunca se borrará

Con una amplia sonrisa y un balón entre sus pies, así recuerda la afición deportiva al astro brasileño Ronaldinho Gaucho, genio del fútbol que este último martes anunció su retiro oficial del profesionalismo. Un atleta que tocó la Gloria Eterna, la Champions League y el campeonato del Mundo con su selección, siempre apostando a #CreerEnGrande.

Ronaldo de Assis Moreira, conocido deportivamente como Ronaldinho Gaucho, es catalogado como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. De hecho, el encumbrado jugador ostenta el récord de ser el único en conquistar la Copa del Mundo, la Champions League de Europa, la CONMEBOL Libertadores, La Copa América y el Balón de Oro.

 

Ronaldinho es el máximo exponente del ‘Jogo Bonito’, de regates magníficos, poseedor de innatas condiciones para el dominio de balón, pases certeros, remate de precisión inigualable. Pero, le agrega una cuota de magia, alegría y pasión a su juego, un jugador de élite, enmarcado como uno de los mejores del siglo XX y para muchos aficionados o jugadores es el mejor de la historia.

"El mejor jugador del mundo es Ronaldinho y el resto viene después y a gran distancia", afirma el propio Diego Armando Maradona, que nunca escondió su admiración por el brasileño, que supo brillar en el París Saint Germain (2001-2003) y luego en el FC Barcelona (2003-2008), donde ganó el Balón de Oro en 2005 y la Champions de Campeones el año siguiente.

Luego de Francia, en el año 2003 su juego desembarcó en Cataluña, lugar en donde comenzaría a ganar fama, desplegando su talento, conquistando múltiples trofeos tanto de manera individual como colectiva, un verdadero ídolo de la afición barcelonista, que lo idolatra por doquier.

“Cuando Ronaldinho llegó al Barcelona nos contagió esa alegría o ese optimismo en su forma de ser o en su forma de jugar. Es formidable verlo jugar”, confesó el mediocampista español, Andrés Iniesta, sobre el arribo del brasileño al club catalán, uno de los más importante de su excepcional carrera.

La actuación más preponderada de Ronaldinho fue el superclásico del año 2005 ante el eterno rival, el Real Madrid, en donde el astro tuvo una atronadora ovación en el campo de juego del mítico templo blanco, el Santiago Bernabéu. Una noche mágica para el crack brasileño, que le puso la guinda al triunfo 3-0 del Barcelona con dos goles de significativa factura.

Continuó su carrera en el AC Milan (2008-2011) antes de regresar a Brasil, primero al Flamengo (2011-2012), el gran rival del Fluminense, y luego al Atlético Mineiro (2012-2014), donde ganó la CONMEBOL Libertadores en 2013.

“El título (Libertadores) fue muy sufrido, pero sin duda nos merecíamos ser campeones, es fruto del trabajo. Demostré que aún sigo vigente y gané el único trofeo que me faltaba”, declaró ‘Dinho’ al levantar la CONMEBOL Libertadores con el Mineiro, en el 2013.

El crack brasileño disputó luego una temporada con el club mexicano Querétaro, y regresó a Brasil de la mano del Fluminense, en el que jugó menos de tres meses. Sin actividad desde el 2015, su agente y hermano Assis confirmó este martes último que el astro decidió dejar definitivamente la actividad profesional.

"Él paró. Acabó. Vamos a hacer algo bien grande, lindo, después de la Copa de Rusia, probablemente en agosto. Haremos varios eventos por Brasil, Europa y Asia. Y claro, estamos viendo un juego con la selección brasileña", refirió el hermano del astro a un medio brasileño.

-La sonrisa nunca se borra-

Cuando el crack entraba al campo de juego era garantía de magia y diversión. Es el único futbolista capaz de levantar admiración hasta de la propia hinchada rival, gracias a su carisma y sencillez.

“Ronaldinho me lo hizo todo fácil. Tuve la suerte de vivirlo de cerca y de compartir muchas cosas con él. Puedo decir que es una grandísima persona y eso es lo más importante”, dice Messi sobre su entrañable amigo ‘Dinho’ quien fue su mentor en sus inicios con el Barcelona, y de quien heredo la dorsal número 10.

"Dejaste un legado que difícilmente será vencido en el fútbol, arte. No tienes comparación”, opina su compatriota Neymar, capitán y estandarte actual de la selección de Brasil, donde R10 es un ídolo imborrable.

Con más de 100 presencias con la prestigiosa selección de Brasil, Ronaldinho ha sido uno de los fundamentalistas para blindar el nombre de la ‘Canarinha’, tocando el cielo con las manos al conquistar la Copa del Mundo del 2002, el trofeo más importante de ‘Dinho’ dentro de su carrera deportiva.

Fue referente de la Verdeamarela durante varios años cosechando un nuevo título en la Copa Confederaciones 2005 y nueva clasificación al Mundial del 2006, sin olvidar la Copa América del año 1999.

 

 

 

 

 

 

CONMEBOL.com