Cree en grande.
CONMEBOL

‘Bebeto’ y un festejo para la eternidad

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
‘Bebeto’ y un festejo para la eternidad

El mágico José Roberto Gama de Oliveira, más conocido como ‘Bebeto’, quedó marcado en la historia grande de los Mundiales, no solo por conquistarlo en EEUU 1994, sino también por inmortalizar un festejo tan peculiar, que rendía tributo a su reciente paternidad.

Fue un 9 de julio de 1994, en los cuartos de final ante Holanda, que ‘Bebeto’ marcaba el segundo tanto de la ‘Canarinha’ para pasar a la final. Toda la felicidad del delantero se reflejó en su festejo, meciendo las manos como si fuera sujetar a un bebé.

Es que el pequeño ariete también demostraba su alegría por la llegada de su primer hijo, convirtiéndose en una de las celebraciones de gol más icónicas de los Mundiales. El partido terminó 3-2 a favor del equipo sudamericano.

"El día anterior, le pedí a Dios de rodillas que me diera la oportunidad de dedicarle un gol a mi hijo, porque quería rendirle homenaje y la celebración me salió así”, explicó ‘Bebeto’ en una entrevista a la FIFA.

‘Bebeto’ se metió en la historia de los Mundiales, levantando el preciado trofeo y dejando la marca de su recordado festejo para la posteridad. Veintisiete años después el gran delantero ya es abuelo.  

Veloz, potente y de mucho desequilibrio, el brasileño brilló en aquel Mundial para conquistar la cuarta de las cinco que tiene Brasil.

Hoy, en el día de su cumpleaños 57, lo recordamos por ser un gran artífice de la historia del fútbol sudamericano y por Creer En Grande.

 

 

 

CONMEBOL.com

Foto: AFP