NOTICIA DESTACADA

Equipos históricos buscan su lugar en cuartos de la CONMEBOL Sudamericana
Equipos históricos buscan su lugar en cuartos de la CONMEBOL Sudamericana
Semana de definiciones en los Octavos de Final
Semana de definiciones en los Octavos de Final
Los números y estadísticas previas al inicio de la CONMEBOL Copa América Femenina 2022
Los números y estadísticas previas al inicio de la CONMEBOL Copa América Femenina 2022

A 15 años del Pentacampeonato ‘verdeamarelo’

Una exuberante selección brasileña se coronaba el 30 de junio del 2002 como el mejor del mundo, por quinta vez en su historia. Con dos goles de su goleador Ronaldo, la ‘Canarinha’ venció 2-0 a Alemania y alcazaba la gloria con las manos, en el mundial de Corea Japón.

Entrevisrado por la CBF, quince años después, la sensación del título sigue bien viva en la memoria de Kleberson. El centrocampista recuerda varios pasajes de aquel Mundial de Corea Japón con mucha nostalgia.

“Sueño en todo momento cada hora recuerdo, está latente en mi memoria, es como un flash que se enciende en mi cabeza. ¡Fue muy especial!”, enfatiza el centrocampista Kleberson a la CBF, sobre el trofeo conquistado por el seleccionado dirigido en aquel entonces por Luis Felipe Scolari.

Una década y media después, la gloria sigue bien presente en la vida del volante central. Una prueba de ello es la foto con la eterna camiseta 15 de ‘Canarinha’ de aquel mundial, en el fondo de pantalla de su aplicación de mensajería WhatsApp, donde se observa la fiesta del grupo con Cafú levantando la copa más preciada.

Aún es muy recordado su tiro que pegó en el travesaño y pudo significar la apertura del marcador en aquella final; sin embargo, para Kleberson “tal vez no habría tenido tanto impacto. Ronaldo hizo dos y eso fue lo importante”.

 

El partido…

La final se disputó en el estadio Yokohama de Japón. El primer tiempo fue muy parejo, y resaltó la figura de Kléberson en el medio sector para desbaratar ataques alemanes.

Brasil generaba pero enfrente tenía a un Olivar Kahn imbatible, con un récord de  400 minutos sin permitir goles

.

Pero, en la segunda mirad la historia sería diferente, Ronaldo a los 67´, se encargaría de romper el cero, ante un tiro realizado por Rivaldo que el arquero alemán dejó escapar y el 9 intuitivo aprovechó para mandar el balón hasta el fondo de la red.

El segundo gol llegó a los 79´ en una jugada de ilusión donde Kléberson centró un balón que magistralmente, Rivaldo dejó pasar entre sus piernas para dejársela a Ronaldo quien abrió el pie dercho y colocó la pelota a un costado de Kahn.

“Vi el Rivaldo entrando y pensé rápido, más allá del 10, vi que Ronaldo estaba en la misma línea y también me pedía el balón. Entonces remato sobre la misma línea y Rivaldo inteligentemente hace la cortina, y Ronaldo definió como él lo sabe hacer (…). Fue una hermosa jugada. El último gol del título, y fue genial haber sido parte una jugada para la historia”, rememora Kléberson.

Con el 2-0 se le hizo cuesta arriba a los europeos, y Brasil jugó con su desesperación hasta el pitido final.

La ‘verdeamarela’ se subió nuevamente en lo más alto del pedestal ecuménico. El encargado de levantar la copa fue el capitán del equipo brasileño, Cafú, que se convirtió en el primer jugador en la historia de los mundiales en participar en tres partidos finales (Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Corea Japón 2002).

El sorprendente equipo brasileño dirigido por el estratega, Luis Felipe Scolari, contra todos los pronósticos, se coronaba como el mejor del mundo y era el quinto de su historia, 15 años atrás.

 

 

 

CONMEBOL.com

Con información de la CBF

Ultimas Noticias