Página inicio CONMEBOL

NOTICIAS DESTACADAS

Museo Conmebol
Cree en Grande
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El retorno del Titán: Martín Palermo en la CONMEBOL Libertadores del 2000


  • Martín Palermo se consagró campeón de la CONMEBOL Libertadores por primera vez en el año 2000 con Boca Juniors.

  • En los Cuartos de Final marcó uno de los goles más memorables de la historia del torneo, contra su clásico rival y luego de estar seis meses fuera de las cachas por lesión.


Martín Palermo llegó al Barrio de La Boca en 1997 por pedido directo de Diego Armando Maradona, que vio el potencial del 9 en sus magníficos primeros años en el club que lo vio nacer, Estudiantes de la Plata.

Para 1999, Martín ya era una de las figuras más grandes del fútbol argentino y fue convocado para jugar con la Albiceleste la CONMEBOL Copa América de ese año en Paraguay, en la que marcó 3 tantos,

En la segunda mitad del año ’99, guardó la camiseta de la selección para ponerse de nuevo la del ‘Xeneize’ y disputar el Torneo Apertura, con la idea de seguir su racha goleadora. Para la fecha 13 ya había convertido 13 goles en 12 partidos jugados, pero en la jornada 14, se lesionó gravemente ante Colón, aunque la noticia fue que, pese a romperse los ligamentos cruzados de la pierna derecha, Martín marcó su gol número 100 en primera división.

Debido a la lesión, no pudo continuar en el torneo, además de que frustró una transferencia importante al fútbol europeo, estuvo obligado a operarse y a estar un mínimo de seis meses de reposo.

En mayo del 2000 cumplió con el largo periodo de espera, justo cuando Boca Juniors estaba disputando los Cuartos de Final de la CONMEBOL Libertadores, tras años de ausencia, y lo hacía nada más y nada menos que ante su clásico rival, River Plate.

La ida dejó un triunfo 2-1 a favor de los de la ‘Banda Roja’, en el Estadio Monumental el 17 de mayo, la revancha, debía disputarse el 24 del mismo mes.

Carlos Bianchi, por entonces director técnico de Boca, había anunciado la vuelta de Palermo en el superclásico de vuelta en la ‘Bombonera’, utilizando la noticia como un arma psicológica para los rivales, debido a que Palermo ya tenía un historial favorable de goles. El entrenador de River, respondió irónicamente que, si Bianchi ponía a Palermo, él traería a Francescoli, ídolo de los Millonarios que llevaba varios años retirado.

Palermo no estaba al cien por ciento, pero, de todas formas, el ‘Virrey’ Bianchi decidió convocarlo y sentarlo en el banco de suplentes.

«Recordaré siempre que te agarré al final del entrenamiento y te avisé: ‘Vas a ir al banco el miércoles próximo y vas a calentar al comienzo del segundo tiempo, para entrar cuando falten 30 o 20 minutos’”», dijo Bianchi a Palermo en una carta pública luego de una lesión posterior del ‘Titán’.

En el partido de vuelta, a Boca no le estaba yendo bien, pese a haber convertido un tanto gracias a Marcelo Delgado y empatar 2-2 la serie. Entonces, Bianchi, cumpliendo con su palabra, llamó a Martín Palermo para que ingrese al partido, faltando trece minutos para el final.

A los 86’, Juan Román Riquelme convirtió el segundo de Boca desde el punto penal, que aseguraba el pase a Semis para Boca, pero faltaba la frutilla al postre y el encargado de colocarla fue, precisamente, Palermo.

Se jugaban cuatro minutos de descuento, cuando Riquelme se escapó por la derecha, habilitó a Marchant y este envió el centro atrás. Palermo se acomodó y dentro del área sacó el zurdazo perfecto para dejar sin posibilidades al arquero rival.

Boca superó a América de México en las Semifinales, 4-1 a favor de los argentinos en la ida y 3-1 para los mexicanos en la vuelta. En la Final, los ‘Xeneizes’ empataron 2-2 ante Palmeiras en la ‘Bombonera’ por la ida y 0-0 en la vuelta en Brasil, por lo que el título se definió a través de la tanda de penales, 4-2 a favor de Boca y con Martín Palermo marcando en su oportunidad.

Boca se consagró campeón de la CONMEBOL Libertadores por tercera vez en su historia, ese año también conquistaron la Copa Intercontinental al derrotar 2-1 a Real Madrid con dos goles de Palermo.

‘El optimista del gol’ también levantó la CONMEBOL Sudamericana en 2004 y 2005, la CONMEBOL Recopa en 2005 y 2006 y de nuevo la CONMEBOL Libertadores en 2007, además de varios títulos nacionales en Argentina, todos con Boca Juniors, en una época dorada marcada por sus goles.



CONMEBOL.com / AFP

Ultimas Noticias